Jarra de cerveza medieval

Catálogo de Jarras

Si no eres tan refinado como para beber de una elegante copa medieval, y prefieres dejar a un lado tu exquisita educación para beber alegremente entre carcajadas y buenas historias, entonces es que eres de los nuestros, y sin duda prefieres beber de una auténtica jarra de cerveza medieval

Nada como juntarse con los amigos de siempre, y brindar con cerveza, hidromiel, sidra, perada, vino, aguardiente o lo que sea. ¡Pero nunca con agua! Con estas jarras de la edad media podrás saciar tu sed con más estilo que nunca. 

Y por ello, como amantes del mundo medieval y de los buenos e inolvidables momentos entre amigos, os traemos la mejor selección de jarras medievales que puedas encontrar.

Jarras medievales

Brinda con el mismo estilo que lo haría el rey Arturo en la mesa redonda junto a sus caballeros. Brindando con los tuyos con estas jarras de caballeros crearás momentos inolvidables.

Jarras de Juego de Tronos

Si eres un auténtico fan de Juego de Tronos, te habrás fijado en los pequeños detalles, y no se te habrá pasado por alto las jarras en las que brindan continuamente Bron y Tyrion. ¿Son o no son estas? Bueno, puede que exactamente no sean estas, pero un logo de GoT solo puede mejorarlas.

Jarras Vikingas

Jarras de hueso auténtico, con grabados rúnicos y simbología vikinga exaltando a los dioses nórdicos. Sólo en una auténtica jarra vikinga podrás disfrutar del auténtico hidromiel. O de una coca cola. Pero con Cocacola fijo que no vas al Valhalla. Sea como sea… ¡SKOL!

Jarras de cerveza alemana

El particular estilo con sus detallados grabados y detalles en estas clásicas jarras alemanas con tapa, las hacen dignas poseedoras de cualquier coleccionista. Pero si algo saben los alemanes, es de beber Cerveza. Pruébala con una de éstas y lo entenderás.










Jarra de cerveza personalizada

Sabemos que los diseños de cada jarra del medievo son impresionantes, las hemos elegido nosotros ¡Lo sabemos muy bien! Pero entendemos que por muy chulas que estén, no son únicas. Y a veces no sirve con hacer un regalo especial, sino único. 

Por eso os traemos esta opción que hará las delicias de aquellos que quieran hacer un regalo inolvidable a un ser querido (o a ti mismo).

Si regalar una jarra de cerveza medieval es ya de por sí un acierto, tener la posibilidad de personalizarla, lo convierte en un éxito asegurado.

 

Se trata de una jarra personalizable de acero inoxidable con un asa ergonómica, pero con el diseño de una jarra típica de la época medieval.

Con sus 40 cl de capacidad,  te asegurarás de encontrar la cerveza siempre fresca.

Su particularidad es la posibilidad de grabar un texto sobre el metal, ya sea una dedicatoria o unas palabras que conviertan la jarra de cerveza personalizada en un regalo especial y sobretodo único.

 ¡Será un regalo increíble!

 

 

Jarras de cerveza con dibujo y grabado

Quizá estás pensando en regalar una jarra medieval a alguien, o quizá estás cansado de tu aburrida vajilla y has decidido darle un toque de personalidad. Sea cual sea, estás en el lugar adecuado, ya que te traemos la mejor selección de jarras y tazas medievales que puedas encontrar. 

Pero llegar hasta aquí  es un paso, ¡pero no el último! Aún tienes que elegir cual es la jarra medieval más afín a tus intereses y personalidad, y esto amigo mio, no es fácil.

Son muchos los diseños de nuestra selección de jarras medievales. Desde los modelos más rústicos de jarras de madera medieval; pasando por los más antiguos cuernos vikingos para beber o jarras de calaveras, hasta las jarras de cerveza más originales y peculiares, adornadas con motivos religiosos, mitológicos o heráldicos. 

O sencillamente un dibujo grabado, ya sea la figura de un noble caballero, el logo de tu serie favorita o un nombre grabado, para conseguir o dedicar una jarra de cerveza personalizada. ¡Para todos los gustos! 

La leyenda de las jarras medievales de plomo

Jarras vikingas

Un profesor de historia me dijo una vez que hay dos cosas que toda civilización en la historia ha tenido: cerveza y pan. Lo que prueba que la humanidad no es estúpida. Si vas a elegir dos cosas para tener en tu civilización, no puedes hacer mucho mejor que eso. Aunque yo también intentaría meter un poco de queso, porque la pizza es algo glorioso. Y el jamón, porque… jamón, ya sabes.

Pero no estoy aquí para hablar de pan o pizza, ni siquiera de jamón. Estoy aquí para hablar de cerveza. O, más específicamente, sobre los recipientes usados para guardar la cerveza. Sí, vasijas medievales para beber. JARRAS. 

Muchos de vosotros probablemente hayais oído la leyenda urbana sobre las jarras de plomo en la Edad Media. Según la leyenda, si ven su reflejo en una jarra de cerveza y dicen verónica tres veces, vosotros… no… ésta no es. …La leyenda urbana es en realidad sobre una mujer que droga a los hombres, los mete en una bañera llena de hielo y les saca los riñones con una jarra de cerveza para poder vender el órgano en el polígono… no, espera. 

Vale. Lo he encontrado. La leyenda urbana sobre las jarras de cerveza medievales es esta: Estaban hechas de plomo, y el plomo se filtraba en lo que fuera que estuvieras bebiendo. Esto causó un grave envenenamiento por plomo, que dejó a la persona inconsciente. Y, por alguna razón, la gente medieval no podía diferenciar entre una persona muerta y un amigo desmayado que debería ser humillado y dibujado con tiburones. Así que la gente medieval “ignorante” puso a la persona inconsciente en una mesa durante tres días para ver si se despertaba. Y así es como, la leyenda dice que se formó el “velatorio” antes de que se produjera un funeral. Excepto que la gente medieval no era estúpida. El humano medieval promedio sabía más sobre la muerte que la mayoría de la gente en el siglo XXI, y podía distinguir fácilmente la diferencia entre el inconsciente y la putrefacción.

Sí, algunas personas se envenenaron con plomo en las jarras, pero fue un proceso lento, que no implicó caer repentinamente inconsciente. Desmayarse es un síntoma de una noche épica, no de envenenamiento por plomo.

Otro problema con el mito es la falta de jarras de cerveza reales en la Edad Media. Las jarras de cerveza no se hicieron populares hasta el siglo XVI. Aunque, una vez que se pusieron de moda, estaban en todas partes.

La típica jarra de cerveza era similar a las jarras de cerveza grabadas que venden en esta tienda de jarras. Muchos tenían tapas que podían abrirse haciendo palanca con una lengüeta dorada con el pulgar. ¿Por qué tapas? Bueno, muchos hogares y casas públicas todavía tenían techos de paja. Y los techos de paja eran como universos enteros de cosas que se arrastran, cagan y vuelan y que tienden a caer de su universo al tuyo. Y si se caían, era mejor que no hicieran un medio gancho transdimensional en tu cerveza.

Si no había muchas jarras medievales, ¿qué usaban los bebedores de cerveza para guardar su cerveza o aguamiel o sidra en la Edad Media?

¿Tazas de madera?

Sí, a veces.

Las tazas de madera eran fáciles de hacer y resistentes. El único problema era cómo se hacían. Las tazas de madera se construían típicamente usando varias piezas de madera, unidas y selladas con brea de cervecería o alquitrán de pino o cera para las orejas. Vale, la cera para los oídos nunca se usaba en las tazas (excepto cuando tu amigo se desmayaba por “envenenamiento por plomo” y tú embadurnabas todo tipo de cosas dentro de su taza sin decírselo). Pero la madera tiene una tendencia a deformarse. Y cuando una taza de madera se deforma, los sellos tienden a romperse y tu cerveza acaba goteando por todo el suelo. Claro, podrías tallar una taza de una un gran pedazo de madera, pero los bloques de madera de ese tamaño se reservaban típicamente para las vigas o los muebles o los asientos de los inodoros). 

Así que no usaron jarras de tanque, y no usaron madera. Entonces, ¿qué demonios usaba la gente en la Edad Media para beber?

Y la respuesta simple es: Sus bocas.

Sí, no es gracioso, lo sé.

Bien, la verdadera respuesta: El material de bebida más popular en la Edad Media era el cuero. ¡Sí, cuero! El cuero era fácil de conseguir, podía tener forma, nunca se deformaba, siempre mantenía su forma, y podía sellarse fácilmente con alquitrán de pino o brea de cervecería (nunca cera de oídos. No, no.)

Vale, el cuero es más exacto, históricamente, pero prefiero una buena jarra de madera cuando bebo cerveza.

Había varios tipos de jarras de cuero para beber, y cada una tenía su propio nombre.

El más común era el “gato”, una taza cubierta de alquitrán que se acampanaba en la base y se sellaba con brea negra. Debido a esta capa oscura en el interior, las jotas a veces eran llamadas jotas negras. Y sí, hay una buena posibilidad de que el black jack usado para golpear a la gente en la cabeza se llamara así por la taza. ¿Por qué? Porque las peleas era algo diario en cualquier taberna de la Edad media, y si ocurría mientras sostenías una taza dura de cuero, no dudabas en abrir alguna cabeza. En serio. 

Un pariente cercano del jarro es el “bombardero“. Que es sólo un *realmente grande* gato. Curiosamente se llama igual que los cañones medievales, será porque ambos podían hacer que te bombardearan. 

Por último estaba la “bouteille“. Una taza larga y delgada con una boca estrecha. ¿Te suena familiar? Debería serlo. Las bouteilles fueron el predecesor de la Edad Media de nuestras “botellas” de vidrio.

Estos tres tipos de recipientes eran típicamente hechos de cuero. Porque la piel de vacas, cabras, camellos o jerbos era abundante en la Edad Media.

Espera. Creo que estoy mezclando mis leyendas urbanas de nuevo.

Jarras y vasos de juego de tronos

Todos los amantes de la edad media han visto Juego de Tronos. No necesita presentación, todos conocemos esta obra de arte escrita por George R. R. Martin, y trasladada a la gran pantalla a través de una serie de 8 temporadas con el mismo nombre, de la mano de David Benioff y D. B. Weiss.

Y como la gran serie que es, no puede faltar su merchandising habitual. Jarras, tazas y vasos medievales con grabados del emblema de nuestra casa favorita. ¡O con todas ellas! Un musthave que no puede faltarle a cualquier fan de esta mítica serie.

Mi favorita es la Jarra Targaryen, ¿Cuál es la vuestra?

¿Por qué comprar tu jarra medieval?

Porque, al igual que a nosotros, no te conformas con un delicado brindis con una elitista copa de cristal. Porque entre amigos y familiares cercanos, aprecias más la efusividad y alegría del momento, incompatible con un vaso tan vanguardista como frágil; porque quieres brindar con toda la energía acorde al momento y la historia narrada y eso, todo eso, solo se consigue con una auténtica jarra medieval.

Con ella no solo tendrás la capacidad de bebida suficiente para dar amplios tragos, y la resistencia para brindar con la energía que se merecen los buenos momentos. También conseguirás dar ese toque de personalidad único que solo te ofrece una auténtica jarra medieval.

Tan solo imagina la cara de tus amigos cuando les ofrezcas cerveza fría en una gran jarra de madera original y única. ¿Te imaginas alguno con cara de indiferencia? Apuesto  a que no.

Por eso te traemos la mejor selección de jarras medievales baratas que puedes encontrar, con la calidad que solo un trabajo hecho a mano puede ofrecer. Y todo con la garantía y atención al cliente que un gigante como Amazon puede ofrecer. Envíos en 24 horas, miles de valoraciones previas, cero problemas con posibles devoluciones… 

¡Esto se merece un brindis! ¡Salud! 🍺

Además de Jarras de caballeros, quizá también puede interesarte...

Última actualización el 2020-11-23 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados