Cómo hacer una Cota de Malla

Armadura de Malla

Una cota de malla se refiere a una armadura hecha de anillos de metal que se unen en un patrón para formar una malla protectora. Históricamente este tipo de armadura se usaba para proteger a los soldados en el campo de batalla de las heridas de corte y puñalada. Este tipo de equipo de protección todavía es utilizado por algunos carniceros y buzos de tiburones.

Además de poder proteger al portador de objetos afilados, también es útil para protegerse de la electricidad de alto voltaje. Muchas personas que trabajan con dispositivos de alto voltaje como las bobinas de Tesla usan la cota de malla como jaula de faraday. El metal es muy conductor y es capaz de redirigir la electricidad de forma segura alrededor de sus cuerpos.

La cota de malla también se usa comúnmente como elemento decorativo. La simple elegancia de los anillos entrelazados la hace ideal para la fabricación de joyas.

En este proyecto, les daré una introducción básica al arte de hacer la cota de malla en sus diversas formas.

 

Paso 1: Materiales

El único material que se necesita para hacer una cota de malla básica es el alambre de metal. El tipo de alambre que necesitas depende de la aplicación específica. La armadura de la cota de malla se hace típicamente con alambre de acero con un grosor entre 18 y 14 calibre. Una camisa de malla metálica requerirá alrededor de 0,8 km de alambre. Puedes comprar grandes bobinas de alambre en cualquier tienda que venda material para cercas. Si está haciendo joyas, querrá conseguir un alambre más delgado que tenga una capa no reactiva. Puede encontrar alambre apropiado en una variedad de colores en la mayoría de las tiendas de artesanías.

También necesitará algunas herramientas básicas. Necesita una clavija para envolver el alambre. Necesitará un cortaalambres o un cortapernos para cortar los anillos individuales. Luego, para doblar los alambres en su forma final, necesitará dos pares de pinzas de nariz de aguja.

Paso 2: Envolver los anillos

Los anillos se hacen envolviendo el alambre alrededor de un cilindro para crear largos resortes. Los muelles se cortan en anillos individuales. Así que lo primero que hay que hacer es seleccionar una varilla para envolver el alambre. Una varilla de madera funciona bien. El diámetro de la varilla dependerá del tamaño de los anillos que quieras usar. La armadura de la malla metálica se hace típicamente con alambre de calibre 16 con anillos que miden alrededor de 3/8 de pulgada. Ten en cuenta que los anillos terminados serán un poco más grandes que la varilla porque se recuperarán después de ser doblados en forma.

Una vez que tengas la varilla, sólo tienes que envolver el alambre alrededor de ella. Hay varias cosas que puedes hacer para que esto sea más fácil. Primero, te recomiendo encarecidamente que uses guantes. La mayoría de los proyectos requieren un montón de anillos y tus manos se pondrán doloridas y con ampollas después de un tiempo.

Puedes perforar un agujero a través de la varilla que tenga el mismo diámetro que tu cable. Luego puedes insertar un extremo del alambre a través del agujero para mantenerlo en su lugar mientras lo enrollas. Puedes enrollar anillos mucho más rápido si sólo tienes que sujetar un extremo del cable.

Para mantener la varilla firme, puedes hacer un soporte de bobinado. Puedes ver un ejemplo simple en este instructivo del usuario matthewbeckler. Se requiere mucho menos esfuerzo para girar la varilla si la tienes apoyada y estabilizada en un soporte.

Por último, puedes usar un motor para girar la varilla por ti. Si usas una varilla de 3/8″ de diámetro o más pequeña, puedes insertar el extremo directamente en un taladro. Esto hace que el proceso sea mucho más rápido y fácil. Entonces lo único que tienes que hacer es guiar el cable mientras se enrolla en una bobina.

Paso 3: Cortar los anillos

Ahora que tienes un largo rollo de alambre, necesitas cortarlo en resortes individuales. Si estás usando alambre de acero, probablemente tendrás que usar cortadores de pernos. No recomiendo usar una herramienta de corte de alta velocidad a menos que tengas un fuerte vacío instalado con ella. La mayoría de los alambres de acero están galvanizados para evitar la oxidación y los cortadores de alta velocidad pueden arrojar polvo de zinc al aire que es malo para respirar.

Para alambres más suaves como el cobre, el oro o la plata, puedes usar simples cortadores de alambre de mano.

Paso 4: Uniendo los anillos

Hay tres formas principales de unir los anillos. Pueden ser a tope, remachados o soldados.

Cuando se hacen anillos a tope, las bobinas se cortan en línea recta. Esto produce anillos simples con extremos que están ligeramente desplazados unos de otros. Estos anillos se pueden abrir fácilmente con unas pinzas para conectarlos a otros anillos y luego doblarlos para cerrarlos. Esto se llama correo a tope porque los extremos de los anillos están pegados uno contra otro. Este es, de lejos, el método más rápido y fácil. Así que es el método más comúnmente utilizado.

Para hacer anillos remachados, los anillos se cortan de manera que los dos extremos se superponen. Entonces son martillos planos. Se perfora un agujero en la sección superpuesta. Luego se inserta un pequeño trozo de alambre en el agujero y se martillea para que los extremos se aplanen y se fijen en su lugar. Este método produce anillos muy fuertes pero es extremadamente intensivo en tiempo.

Para hacer anillos remachados, los anillos se cortan de manera que los dos extremos se superponen. Luego son martillos planos. Se perfora un agujero en la sección superpuesta. Luego se introduce un pequeño trozo de alambre en el agujero y se martillea para que los extremos se aplanen y se fijen en su lugar. Este método produce anillos muy fuertes pero es extremadamente intensivo en tiempo.

Los anillos soldados se cortan igual que un anillo a tope. Pero después de cerrar el anillo, los extremos se sueldan entre sí. Esto se hace normalmente con un soldador eléctrico de alta corriente como un soldador de arco de pulso. Esto hace anillos con una fuerza superior y es mucho más rápido que hacer remachados pero requiere la compra de un equipo especial de soldadura.

Paso 5: El tejido básico "europeo"

Ahora que tienes tus anillos, necesitas unirlos en un patrón. El patrón más común para la armadura de cota de malla se llama el tejido “europeo”. (Sin embargo, también se usaba comúnmente fuera de Europa.) En este estilo, los anillos están dispuestos en dos conjuntos de filas paralelas que se intersectan entre sí en un ligero ángulo. Cada anillo está en ángulo con respecto a los otros anillos a los que está unido. Esto crea una superficie ondulada.

La versión más básica de este patrón es el “4 en 1 europeo”. Se llama así porque cada anillo está unido a otros cuatro anillos en la orientación opuesta. Para ensamblar los anillos, toma cuatro anillos cerrados y conéctalos todos con un quinto anillo. Luego colóquelos sobre la mesa de manera que los cuatro anillos estén todos en la misma orientación (opuesta al anillo central). Luego coloque otros dos anillos cerrados junto a ellos en la misma orientación que los primeros cuatro. Luego usa otro anillo para unirlos a los dos anillos extremos como se muestra en la foto. Puedes continuar este patrón en ambas direcciones hasta que tengas una hoja de malla. Entonces puedes darle la forma que quieras.

Hay varias otras variaciones de este patrón. “Europea 6 en 1” es lo mismo que “4 en 1” excepto que cada anillo está unido a otros seis anillos en lugar de sólo 4. “Correo del Rey” es lo mismo que “4 en 1” excepto que cada anillo en el patrón es reemplazado por dos anillos.

Paso 6: El tejido básico "japonés"

En el “tejido japonés”, un conjunto de anillos se encuentra plano y están conectados por un segundo conjunto de anillos que son perpendiculares al primer conjunto. En el “4 en 1 japonés” los anillos de conexión se colocan en ángulos de 90 grados entre sí. En el “6 en 1 japonés” los anillos conectores se colocan en ángulos de 60 grados. En algunos casos, los anillos conectores se hacen más pequeños para hacer la armadura más densa.

La cota de malla “japonesa” es menos densa y protectora que la cota de malla “europea”. Esto se debe a que la cota de malla rara vez era la armadura principal. A menudo se usaba para mantener juntas otras armaduras como las placas de metal.

Paso 7: Hacer un traje de armadura de cota de malla

Para hacer una camisa de malla, comience por hacer una tira de malla de varios centímetros de ancho y lo suficientemente larga para rodear cómodamente su pecho en el punto más ancho. Las líneas que se crean por el patrón de ondulación deben estar orientadas verticalmente. Esto hace que la camisa sea más flexible y ayuda a evitar que los anillos se deformen bajo el peso de la camisa. Conecta los extremos de la correa en un bucle.

Luego haga otras dos tiras que se conecten a la primera como correas para los hombros. Una vez más, las crestas de la cota de malla deben orientarse verticalmente. Conecten estas tiras en los lugares que correspondan a la mitad del hombro.

Añada anillos a la parte inferior de la primera correa y continúe el patrón hacia abajo hasta que la parte inferior cuelgue varios centímetros por debajo de su cinturón cuando lo lleve puesto. Añada anillos a la parte superior para obtener los agujeros para el cuello y los brazos deseados.

Para hacer mangas, comience extendiendo el patrón de las correas de los brazos a cada lado. Una vez que las mangas se extiendan varias pulgadas más allá del lado de la camisa, agregue anillos para conectar los bordes inferiores en un tubo. Tenga en cuenta que quiere que las mangas sean bastante holgadas para poder ponerse y quitarse la camisa. Por último, conecte el borde interior de la manga a un lado para cerrar las fosas de los brazos.

Es una buena idea probarse la camisa periódicamente para ver si necesita algún ajuste.

Para hacer pantalones, use el mismo procedimiento básico. Haga una tira que se ajuste alrededor de la parte más ancha de sus caderas. Luego continúe el patrón hasta su desecho donde puede atarlo con un cinturón de cuerda. Luego continúe el patrón hasta unos pocos centímetros más allá de donde los pantalones normalmente se dividen en piernas separadas. Luego haz dos tubos separados para tus piernas y júntalos en la parte superior.

Paso 8: Tejidos para la joyería

El arte de hacer la cota de malla no se limita a la construcción de armaduras. También se puede usar para hacer elementos decorativos como joyas. Los ejemplos más simples son los collares y pulseras de cadena. Hay innumerables formas en que los anillos pueden ser tejidos para hacer hermosos patrones. Aquí hay algunos ejemplos que se usan comúnmente para collares y pulseras.

La Cadena de la Caja

Esta cadena se hace tomando un patrón “europeo 4 en 1”, doblándolo por la mitad y conectando los dos lados.

La cadena bizantina

En esta cadena los eslabones se juntan en un patrón que es similar a la cadena de la caja. Sin embargo, cada sección está colocada en la dirección opuesta a la anterior y están conectados con eslabones rectos.

La cadena de la serpiente

La cadena de la serpentina es una simple espiral. A medida que agregas anillos, los insertas por el centro de los dos o tres anillos que están encima de ella y tuerces la cadena en una espiral.

La Cadena de la Trenza de la Reina

Esta cadena es similar a la cadena de la serpiente, excepto que en lugar de girar continuamente la cadena en una dirección, cada anillo de adición se gira en la dirección opuesta. Esto hace que el patrón se alternen hacia adelante y hacia atrás en lugar de hacer una espiral.

Estos son sólo algunos ejemplos. Hay muchos otros patrones que puedes usar (“Simple Europeo”, “Simple Japonés”, “Trenza de Rey” y “Cadena de Flores”.) O puedes hacer tu propio diseño. Puedes añadir estrellas, cruces o nudos de anillos. Intenta experimentar con diferentes patrones y mira a ver qué se te ocurre.