Anillos Medievales

Catálogo de Anillos

Si has acabado aquí, es porque estás buscando un anillo con personalidad, un anillo único, diferente, tosco, resistente y duradero, cuyo portador se sienta cómodo e identificado con él. En definitiva, estás buscando un anillo medieval. Te entendemos, por ello hemos preparado la mejor selección de anillos medievales, desglosados según tu tipo de personalidad. Escoge y luce un anillo vikingo, templario, celta, de un animal mitológico o un anillo de plata medieval.

Estás de suerte. Te encuentras la mejor tienda de anillos medievales online, donde te ofrecemos la mejor selección con auténticos anillos medievales, cuya calidad solo se equipara a su buen precio.

 ¡Compruébalo! 

 

Anillos Vikingos

Los vikingos portaban todo tipo de simbología, los cuales representaban a sus deidades y creencias en todas sus pertenencias, especialmente en los anillos. Tenían la creencia de que estos símbolos les conferían protección y buena fortuna.

Anillos Templarios

La cruz patada o cruz paté, era la característica cruz roja que portaban los templarios en su indumentaria, tanto en la capa, escudo, armadura y, por supuesto, anillos. Simbolo de poder, fe y creencias, llevaron a esta orden religiosa a la cúspide del poderío militar.

Anillos Celtas

Las tradiciones celtas se remontan a miles de años de historia. La simbología de los anillos se utiliza muchísimo, casi tanto como en otras culturas occidentales. Concretamente, los anillos celtas se intercambiaban entre la gente que iba a casarse. La diferencia principal en muchos de estos anillos es que tienen formas de espirales y bucles, que les hace ser diferentes del resto de anillos circulares.

Anillos de Dragón

El dragón es el animal mitológico más fascinante, existente en la mayoría de las culturas del mundo. Símbolo de poder y nobleza, su uso se extendió en casi todas los escudos heráldicos reales, banderas y, por supuesto, anillos. 

Anillos Medievales de Plata

Tras la caída del imperio romano occidental en el año 476, el uso de la moneda cayó prácticamente hasta su desuso, volviendo al trueque más primitivo. La plata se revalorizó por encima del oro, popularizándose su uso en la nobleza.

¿Quieres comprar un anillo medieval barato?

Somos conscientes de la gran cantidad de opciones que pueden existir. Podrías pasarte horas buscando en decenas de páginas y no tener nada en claro, para acabar decidiéndote por uno y que, al recibirlo, ni se parezca al de la foto. ¡Nos ha pasado!

Por eso mismo, reducimos las opciones seleccionando los mejores anillos celtas, vikingos y medievales que puedas encontrar. Con envíos en 24 horas, cientos de valoraciones previas para asegurar tu compra y todas las tallas de anillos disponibles.

¡Ya no tienes excusa!

Anillos vikingos, celtas y medievales

Cuando hablamos de anillos medievales, el término puede resultar demasiado genérico, ya que engloba un periodo de casi 10 siglos. Es común el empleo de cruces y grabados religiosos, normalmente relacionados con el cristianismo, así como el grabado de cruces de las diversas órdenes militares cristianas, como los anillos templarios.

Pero queremos especificar concretamente los antiguos anillos celtas y vikingos, cuya cultura indómita y salvaje nos enamora.

Los anillos celtas están caracterizados por bucles y espirales relacionados con  una simbología pagana. De diseño simple y normalmente de pequeño tamaño, las sortijas celtas se convierten en un complemento esotérico que nadie despreciaría.

Los anillos vikingos son un sinónimo de estatus y poder.  Las sortijas vikingas están caracterizadas por sus múltiples detalles, siendo común el empleo de grabados rúnicos con referencia directa a la mitología nórdica. 

Historia y orígenes de los anillos

Desde que el hombre es capaz de manipular metales, han existido los anillos. Son muchas las culturas clásicas que los han utilizado. Entre ellas, encontramos anillos antiguos desde los egipcios en el 2800aC hasta los griegos, que comenzaron a engarzar los anillos con piedras en el IV aC.

Pero no es hasta la Edad Media que, gracias a la orfebrería, se comienza a decorar los anillos medievales con grabados, gemas y demás piedras preciosas con fines ceremoniales, siendo así que la iglesia comienza a usarlos en su ceremonias hasta la actualidad.

Está claro que los anillos medievales no son solo un elegante abalorio. Son muchos los significados que pueden representar. 

Entre ellos, podemos encontrar antiguos anillos, sinónimo de estatus social y de distinción; o un símbolo de superstición, tales como anillos de protección espiritual; anillos de compromiso como signo de fidelidad conyugal o el recuerdo de una promesa; portar un anillo como pertenencia a un colectivo o gremioo un uso más simple y funcional, como anillos con sello personal. 

Sea cual sea su objetivo, tú tienes claro que quieres tu anillo medieval. Úsalos para sellar cartas en el trabajo like a boss, o porque son todos una auténtica pasada. Todos los encontrarás aquí, en Mercado Medieval.

¡Échale una ojeada y nos cuentas!

Anillos de la Edad Media

La pieza de joyería más usada, tanto por hombres como por mujeres en la Edad Media era el anillo. Fácil de llevar y decorativo, los dedos de las manos normalmente se encontraban muy enjoyadas, incluso el dedo pulgar, el cual podía llegar a tener varios anillos en cada articulación. Los anillos también se llevaban a veces de otras maneras; suspendidos por una cuerda o cinta que se llevaba alrededor del cuello o se ataba alrededor de los brazos, enhebrados en rosarios o unidos a un sombrero.

Anillos en el Siglo XIV

Entrados en el siglo XIV, la ostentación de anillos era simbólico, haciendo referencia a su estatus social, por lo que en Europa se introdujeron legislación suntuaria para regular el uso en los niveles sociales apropiados. Los anillos de oro y plata engastados con joyas preciosas debían reservarse para la realeza y la nobleza y los metales comunes como el peltre, el bronce dorado y la aleación de cobre, el latón se reservaban para los de origen más cotidiano.

Los anillos decorativos, durante esta época, se hacían frecuentemente en un estilo de estribo sencillo en el que un aro simple se inclina hasta un bisel que contiene una gema. La mayoría de las gemas se tallaron en cabujón hasta el siglo XV y sus contornos desiguales se engarzaron más fácilmente con un simple engaste de garras o un engaste de pinzas presionado alrededor de la gema.

Anillos en el Siglo XV

 En el siglo XV los engastes se habían vuelto más elaborados con un bisel festoneado alrededor de la gema. Este diseño festoneado a veces era llamado “panse” por los ingleses en referencia a su contorno en forma de flor. El bisel a menudo se apoyaba en hombros más decorativos, se trabajaba con diseños como volutas, hojas, flores y dragones y se adornaba con nielado y esmalte. 

En cuanto a las piedras preciosas propiamente dichas, fueron elegidas no sólo por su valor intrínseco y su belleza, sino también por las propiedades talismánicas que se creía que poseían. Se creía que el contacto directo de la piedra con la piel amplificaba estos beneficios medicinales o amuletos y los anillos eran particularmente adecuados en este aspecto. Se tenía la creencia de que estas propiedades que los lapidarios medievales atribuyeron a ciertas gemas, incluían lo siguiente:

…los zafiros podían expulsar la envidia, detectar el fraude y la brujería. Se creía que los rubíes promovían la salud, disipaban los malos pensamientos, reconciliaban la discordia y combatían la lujuria. Se pensaba que las esmeraldas eran una cura para la epilepsia, útiles para los problemas oculares y para aumentar la riqueza. Y se creía que la turquesa protegía contra el envenenamiento y prevenía las caídas cuando se cabalgaba. El diamante (que toma su nombre del griego adamas, que significa invencible o indómito) daba coraje, así como protección contra las pesadillas.

Los ejemplos que se conservan de anillos medievales indican que las gemas más populares eran zafiros, granates, rubíes, amatistas y cristal de roca y, en menor medida, diamantes.

Anillos de sello medieval

Los anillos de sello se utilizaron ampliamente durante la Edad Media para autentificar mensajes, sellar documentos comerciales y cartas personales y como marcas que designaban a gremios y comerciantes. Los intaglios tallados por los antiguos artesanos romanos y griegos fueron particularmente apreciados y estimularon un renacimiento de la artesanía de la piedra dura en el siglo XIII. 

El bisel y los aros se grababan frecuentemente con el nombre del propietario y varias frases en latín o francés. Los capiteles redondeados, conocidos como escritura lombarda, se usaron hasta el 1350 y desde entonces hasta después de 1500, las letras utilizadas en las inscripciones eran del estilo gótico más puntiagudo. Un desarrollo significativo en los anillos de sello durante este período fue el uso de la heráldica como un diseño distintivo. Se cree que los primeros ejemplos son italianos, pero en el siglo XV los letreros heráldicos con escudos y otras insignias eran usados por todos los que tenían derecho a hacerlo. Una notable mejora fue la insignia de cristal en la que el escudo de armas de colores brillantes fue pintado debajo del cristal grabado manteniendo los colores intactos cuando se presiona en la cera.

Anillos de amistad y amor

La Edad Media vio el florecimiento de la caballerosidad y el amor cortés. Los anillos de amistad y amor eran populares y frecuentemente se inscribían con sentimientos de afecto. El anillo de moda era un aro de oro con un poema corto, un “poesie”, inscrito en la banda en latín o más típicamente, en francés, el idioma del romance. Muchas de las frases se repiten a menudo sugiriendo que los joyeros llevaban un inventario de las frases más populares. Algunas de las poesías favoritas incluyen mon cuer avez (tienes mi corazón), due tout mon couer (con todo mi corazón), y amor vinicit omnia (el amor lo conquista todo). Las versiones más elaboradas fueron decoradas con sencillos diseños esmaltados de hojas, flores y lágrimas, que expresan emociones tiernas. 

Los que tenían medios también usaban piedras preciosas, sobre todo si el anillo iba a ser usado como símbolo del matrimonio. Otro anillo popular de sentimiento durante esta época era el anillo de gimmel (del latín gemellus para gemelo) hecho de aros dobles o triples entrelazados que representaban los lazos de amistad y amor. Se creía que eran de origen francés, y a menudo se combinaban con el motivo de fede de la antigua Roma que había reaparecido como anillo de matrimonio como ya en el siglo XII en Inglaterra. 

Anillos Judíos

Otro anillo de matrimonio que fue creado durante la Edad Media fue el anillo de matrimonio judío. A menudo hechos de oro ricamente esmaltado y filigranado, estos anillos a veces presentaban casas en miniatura de dimensiones completas que simbolizaban el hogar nupcial o el Templo de Jerusalén. Como tales, se reservaban para un uso simbólico durante la ceremonia matrimonial, siendo demasiado difíciles de llevar a diario.

La tienda donde comprar los mejores anillos medievales

Los anillos medievales y renacentistas son bien conocidos por tener piedras grandes y ser muy elaborados. Nos esforzamos por encontrar los diseños más singulares para la venta de anillos a los amantes de este tipo de joyas. Siempre estamos agregando nuevos estilos, ya sean anillos celtas, vikingos, medievales, romanos y un largo etcétera, así que revisa regularmente.

Nuestros anillos medievales son adecuados para hombres y mujeres, incluyendo niños y niñas, y están disponibles en una variedad de tamaños extensa. Tenemos una variedad de estilos, desde los diseños más simples hasta los más elaborados. No olvides que estos anillos históricos también son muy buenos regalos.

Además de sortijas medievales, en esta tienda de anillos medievales también encontrarás...

Última actualización el 2020-11-23 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados